Presentación‎ > ‎

Las cámaras de la diversidad

En su condición de agencia especializada de las Naciones Unidas, la UNESCO contribuye a la consolidación de la paz, a la reducción de la pobreza, al desarrollo sostenible y al diálogo intercultural a través de, entre otros sectores, la Cultura. Para ello, se prioriza, por un lado, la protección, salvaguardia y administración del patrimonio material e inmaterial y, por otro, la promoción de la diversidad de las expresiones culturales y de diálogo entre las culturas con miras a propiciar una cultura de paz.

 

Con el fin de hacer operativas estas prioridades y buscar un compromiso legal, político y moral de los Estados Miembros, la UNESCO desarrolla instrumentos normativos, entre ellos 7 Convenciones que generan obligaciones legales para los países que las ratifican. Además y con el fin de contribuir a la aplicación de las Convenciones y otros programas temáticos, la UNESCO fomenta el intercambio de información, contribuyen al desarrollo de las capacidades de los Estados Miembros y la catalización de la cooperación internacional en cada uno de los ámbitos de acción. 

 

En 2005, durante la 33 Conferencia General de la UNESCO, los Estados Miembros aprobaron la Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales la cual entró en  vigor el 18 de marzo de 2007. Esta Convención que tiene como antecedente a la Declaración Universal sobre la Diversidad Cultural de 2001-documento de valor político y moral,  no vinculante- aspira a crear un entorno propicio en el que la diversidad de las expresiones culturales pueda afirmarse y renovarse en interés de todas las sociedades. La Convención se concentra en la promoción y protección de la diversidad de las expresiones culturales entendido como un proceso en cadena donde se debe reforzar la creación, la producción, la distribución, diseminación, el acceso y el disfrute de las expresiones contenidas en las actividades, los bienes y los servicios culturales de cada y en cada comunidad y/o sociedad.

 

En este marco, el audiovisual es un excelente instrumento de diálogo intercultural si se garantiza la diversidad y la representatividad de sus contenidos. El contenido local es la expresión y la comunicación del conocimiento de una comunidad relevante para su situación y adaptado a su contexto y experiencia.

 

El procedimiento de creación y difusión del contenido local brinda a los miembros de la comunidad la oportunidad de interactuar y comunicarse, expresar sus propias ideas, sabiduría y cultura en su misma lengua. En este sentido, promocionar la creación y la difusión de estos materiales es garantizar la diversidad cultural y lingüística como característica esencial de la humanidad. Igualmente, su difusión contribuye a la protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales, el diálogo entre culturas y el fomento de la interculturalidad.

 

La UNESCO, en su condición de agencia de la Naciones Unidas en el ámbito de la cultura, favorece la promoción de la diversidad cultural a través de la creación audiovisual indígena y comunitaria en Latinoamérica y Caribe. Estas acciones, enmarcadas en el proyecto Las Cámaras de la Diversidad, tienen como objetivo estratégico a medio y largo plazo contribuir a la capacitación, producción, difusión, distribución y preservación del audiovisual indígena producido por comunidades indígenas latinoamericanas y caribeñas.

 

Desde hace varios años Las Cámaras de la Diversidad apoya la formación y profesionalización de los miembros de las comunidades indígenas y a la producción y difusión de sus productos audiovisuales. Este esfuerzo permite que las comunidades se conviertan en sujetos creadores de su propia palabra e imagen reflejando así su propia visión del mundo. La creación y difusión de sus propios contenidos contribuye a la lucha contra los estereotipos y la folclorización cultural, además de valorizar el patrimonio inmaterial y la diversidad lingüística de estas comunidades.

 

Por otro lado, en el marco de la declaración de 2010 como Año Internacional de Acercamiento de las Culturas, el Sistema de Naciones Unidas establece como prioridades la promoción de la diversidad cultural y el fortalecimiento del diálogo entre culturas. Para ello, se han definido cuatro ejes centrales:

 

·         La promoción del conocimiento de la diversidad cultural, étnica, lingüística y religiosa;

·         La construcción de un marco de valores compartidos;

·         El fortalecimiento de la calidad educativa y la creación de aptitudes interculturales;

·         La promoción del diálogo para el desarrollo sostenible.

 

Asumiendo estas directrices y con el fin de alcanzar los objetivos estipulados, Las Cámaras de la Diversidad, como impulsor racional y sistemático de la creación audiovisual y su difusión, cataliza a nivel regional las investigaciones –gracias al fortalecimiento de los observatorios sobre creación, producción y difusión -y favorece la proliferación de debates públicos. Con ellos, fomenta la participación de las comunidades en las acciones promovidas por las políticas nacionales vinculadas a la promoción del diálogo intercultural y la cohesión social.

 

La experiencia acumulada del proyecto muestra las dificultades de la producción audiovisual indígenas y comunitarias para acceder a los circuitos de difusión y distribución convencionales debido a la falta de información, de recursos y de habilidades para el diseño de estrategias. Con el fin de contribuir a superar estas dificultades, se ha desarrollado una estrategia a nivel regional e internacional para la difusión de productos audiovisuales denominada La Red de Difusión – Cine Indígena: Las Cámaras de la Diversidad. La Red, desde 2007, difunde el vídeo y cine indígena y comunitario a través del envío de muestras y de materiales a concurso en los principales eventos y festivales regionales e internacionales. Igualmente, y con el fin de contribuir a la difusión de estos contenidos en la comunidad misma, se organizan muestras itinerantes que recorren espacios alternativos donde la comunidad se convierte en público y protagonista.

 

Por otro lado, el proyecto liga la difusión a la promoción de la diversidad lingüística. En este sentido, se ha desarrollado un servicio de subtitulaje con el objetivo de promover al máximo la realización audiovisual en lenguaje original.

 

Además, para incentivar esta producción en lenguaje original y dar visibilidad a los espacios y festivales nacionales, regionales e internacionales, se ha creado el Premio Las Cámaras de la Diversidad para distinguir los trabajos audiovisuales que mejor expresen, a través de un lenguaje narrativo propio, la diversidad de las manifestaciones y herencia cultural de los pueblos indígenas.


Gracias a esto y a otras actividades, la UNESCO ha contribuido fomentar el interés por este tipo de producciones favoreciendo la promoción del diálogo y el acercamiento entre culturas. Al mismo tiempo, esta experiencia nos demuestra que el mayor reto al que se enfrenta la producción audiovisual latinoamericana y caribeña indígena o no que no esté adscrita a un circuito comercial, es el de buscar vías de distribución y de difusión de esos materiales.

 

Por todo ello y con el fin de contribuir al debate público regional y crear un espacio donde se pueda reflexionar sobre las alternativas en la distribución y difusión del cine y el video indígena en Latinoamérica y Caribe, la UNESCO propone el Encuentro Regional en Ypacaraí: Alternativas de difusión-distribución en la creación cinematográfica y audiovisual indígena.